Home / Sucesos / En Juicio Oral la PGJE obtiene sentencia condenatoria de 30 años en prisión para homicida. Arrolló intencionalmente con su vehículo a un hombre y lo privó de la vida en Silao.

En Juicio Oral la PGJE obtiene sentencia condenatoria de 30 años en prisión para homicida. Arrolló intencionalmente con su vehículo a un hombre y lo privó de la vida en Silao.

hombre-esposado-29078493

Silao, Gto. 12 de febrero de 2018.- En Juicio Oral, la Procuraduría General de
Justicia del Estado (PGJE), obtiene sentencia condenatoria en contra de BARTOLO
“N”, quien permanecerá 30 años en prisión, al ser encontrado culpable de
homicidio calificado, en agravio de un hombre en la comunidad de Bajío de Bonilla,
perteneciente a la ciudad de Silao.
El hoy sentenciado enfrentó el proceso penal donde los agentes especializados en
Litigación de la PGJE, vertieron los datos de prueba contenidos en la carpeta de
investigación, que lo señalan como el responsable en la muerte de Víctor Alfonso
“N”, por lo que el Tribunal dictó la sentencia privativa de libertad, sin goce de
beneficios que la ley contempla, además, le fue impuesta una multa y el pago de
indemnización y gastos funerarios, por concepto de reparación del daño en favor
de familiares de la víctima.
Lo anterior, al haber quedado demostrado que la tarde del 14 de julio de 2016, en
la comunidad de Bajío de Bonilla, de la ciudad de Silao, Bartolo “N” circulaba a
bordo de una camioneta por las calles de la comunidad, y fue aproximadamente a
las 17:00 horas que tuvo a la vista a Víctor Alfonso, quien caminaba por la calle.

Sin que se diera cuenta, el hoy sentenciado comenzó a seguir de cerca a su
víctima, permaneciendo de tras de el con el vehículo, y cuando vio la oportunidad
aceleró y lo arrolló con el vehículo, provocándole la muerte a consecuencia de un
traumatismo profundo de abdomen.
El caso se desarrolló en el Juzgado de Oralidad Penal bajo las reglas del Sistema
Procesal Penal Acusatorio, llegando hasta la etapa de Juicio Oral, donde la PGJE
probó la responsabilidad del imputado, quien purgará su condena en la cárcel.